UN "CACHO" DE HISTORIA: EL PRIMER DIA DE SIALLE

4.6.2019

 

Este lunes por la tarde, en el Nuevo Francisco Urbano, dio inicio el ciclo de Arnaldo Adolfo Sialle como nuevo director técnico del Deportivo Morón, junto a su preparador físico, el profesor Claudio Bóveda, Joaquín Pérez, ayudante de campo y un "conocido de la casa", como Luis Martínez, de regreso al club en función de entrenador de arqueros, mismo rol ya que ejerciera junto a Walter Nicolás Otta, durante el inolvidable campeonato y ascenso en la temporada 2016/2017.

 

Con 28 profesionales y la ausencia de aquellos jugadores que no continuarán en el club (Diego Cháves, Facundo Pumpido y Federico Rojas, más Maximiliano Paredes que asistió para firmar un permiso para no entrenar, paso previo a su rescisión, al igual que Manuel Guiñazú, y Junior Mendieta, con quien no se arribó a un acuerdo para la renovación de su contrato) y la presencia de otros futbolistas con quienes se hallan negociando su continuidad, como Damián Akerman, Matías Nizzo, Franco Racca ó Julio Salvá), el plantel del Deportivo Morón comenzó su "ilusión 2019/2020".

 

Así las cosas, el primer contacto formal con el nuevo cuerpo técnico, habría de darse en el gimnasio que se ubica debajo de la platea oficial, donde a las órdenes del "profe" Claudio Bóveda, los futbolistas del Gallo comenzarían a "estirar" los músculos, de cara a la exigencia que se vendrá, y que esta semana alternará entre el predio de Calderón (seguramente el sitio indicado para la venidera pretemporada, por espacio de diez días, entre fines del presente mes y principios de julio) y el complejo "La Catedral", en Hurlingham, para realizar el primer ensayo futbolísitico, tras el final de competencia de abril último, y de paso, poner a prueba a los numerosos jugadores "recomendados" desde diferentes sectores del propio club y también de sus "adyacencias".

 

A continuación, el grupo de 28 jugadores, más el cuerpo técnico, junto a Alejandro "Chiche" Migliardi volverían a pisar el césped del "Carlos Castellón", por lo menos, mediante trotes livianos por afuera del mismo (la cancha está recién resembrada), a la altura de la "Platea Filiberto Ferrante", a excepción de Nicolás Martínez, en proceso de rehabilitación de su lesión meniscal, que implicara una intervención quirúrgica, poco después del cierre de la pasada temporada 2018/2019.

Más allá de los casos referidos, es de destacar la asistencia de Emiliano Mayola, con contrato hasta el 30 de junio, pero con un próximo destino futbolístico lejos del Oeste, por razones personales (luego de seis años en la institución y un campeonato en 2017) y un interés de una institución de la misma categoría, cuya propuesta resultaría imposible de "empardar" para el Deportivo Morón.

 

Asimismo, hoy no habría de darse el encuentro comprometido en principio, entre la dirigencia y Damián Akerman, para iniciar las negociaciones en procura de prolongar el vínculo del goleador histórico, que vence a finales de este mes, cónclave que seguramente deberá gestarse en la presente semana, del mismo modo que entre miércoles ó jueves, el representante de Matías Nizzo debería responder a la propuesta que la realizaran desde la institución, para asegurarse los "servicios" de Nizzo, por lo menos, por una temporada más, ya siendo jugador libre, puesto que su vínculo con Chacarita Juniors, caduca también el 30 de junio.

 

Por su parte, el caso de Franco Racca difiere totalmente de la situación de Maximiliano Paredes, porque si bien ambos conservan aún un año más de contrato con el mismo "Funebrero", "Cacho" Sialle quiere a Racca en su equipo y las chances de rescisión del oriundo de Leones se agigantan, teniendo el deseo y las condiciones contractuales prácticamente acordadas para continuar en Morón. Panorama distinto al de "Maxi" Paredes, que en diez días se desvinculará del Gallo, más por decisiones ajenas que convicciones propias.

 

Con Julio Salvá mucho más cerca de arreglar su continuidad, pese a la idea inicial de buscar mayor continuidad en otro destino, uno que se encuentra con pie y medio afuera del próximo Deportivo Morón, es Junior Leandro Mendieta, a quien se le efectuara una oferta para continuar, pero las aspiraciones monetarias del grupo empresario dueño de los derechos económicos del correntino, distan bastante de las posibilidades reales de pago de la institución.

 

Finalmente, las chances que renueve el rionegrino Valentín Perales, siguen intactas, al igual que ocurre con el uruguayo Mauricio Alonso, aunque en el caso del "oriental", cuestiones familiares podrían incidir en la decisión de volver a su país.

 

Por último, con quien está todo acordado para prolongar el vínculo por los próximos dos años, es con Cristian Lillo, uno de los pocos "sobrevivientes" del ascenso en 2017, y que entre miércoles ó jueves de esta semana estaría rubricando el nuevo contrato. Mientras tanto, el que pasaría a saludar a sus ex compañeros sería Matías "Pichin" Pardo, cada vez más cerca de generarle un buen ingreso de dinero al club, por su opción de compra definitiva, al Sol de América paraguayo, donde se halla a préstamo hasta diciembre.

 

De esta manera, sin refuerzos y con las ausencias de Sebastián Montero (en competencia con Excursionistas y jugador libre a partir del 30 de junio) y Cristian Broggi, con contrato a préstamo y sin opción, en el ascendido Barracas Central, hasta finales de mes (sí estuvo de regreso Gerardo Martínez, quien rescindiera en Tristán Suárez, aunque no será tenido en cuenta por el cuerpo técnico), el Deportivo Morón comenzó a transitar un camino que, esperemos, le depare en el futuro cercano un "Cacho" más de gloria.

 

 

Facebook
Twitter
Please reload

DESTACADAS

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

SITIO NO OFICIAL DEL CLUB DEPORTIVO MORÓN  © Copyright 2017 /// WWW.ELORGULLOMAYOR.COM 

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono Google+