HASTA SIEMPRE, WALTER OTTA



Al término del encuentro en Sarandí, y consumada la injusta derrota ante Arsenal, sólo una horas después, lo que al principio había surgido como un "rumor" (de la "usina" inagotable que genera el club), iría tomando forma de "información", hasta convertirse en una realidad que sorprendiera y dejara atónito a todo el "Mundo Morón": Walter Nicolás Otta, el técnico más exitoso de los últimos 27 años, campeón junto a un gran plantel, del Torneo 2016/2017 de la "B" Metro (restituyéndonos a la "B" Nacional, tras 17 interminables años de ausencia no deseada y padecida), clasificándonos a una histórica semifinal de "Copa Argentina" en 2017, con imágenes imborrables de momentos vividos en Banfield, Lanús, Córdoba y en especial en Mendoza, eliminado nada menos que a cuatro equipos de la Superliga (entre ellos, San Lorenzo) y que, en definitiva y en apretado e injusto resumen, para no aburrir tanto con esta introducción, fundamentalmente nos devolviera, acompañado siempre de sus colaboradores y amigos, la sonrisa extraviada entre tantos fracasos futbolísticos y decepciones repetidas, para un Deportivo Morón que, hasta su arribo a finales de 2015 (y tras perder "feo", en varios sentidos, la final de Reducido de aquella temporada, frente a Almagro), anduviera a los "tumbos" futboleros, ya casi sin remedio, y que con su capacidad profesional y de trabajo, su seriedad, su humildad y don de gente, tuviera la sapiencia de recuperar para todos nosotros la dignidad perdida, por lo menos, dentro de la cancha, al tiempo de ganar el afecto de tanta gente, a muchas de las cuales, sin dudas, les regalara la mayor emoción deportiva de sus vidas. Y todo ello resulta impagable, además de inolvidable.


Por eso, este lunes por la mañana, en la sala de conferencias "Claudio Díaz" de club, que tantas veces lo viera con una sonrisa y una palabra de aliento, aún en la derrota, Walter Otta habría de dar sus últimas reflexiones, ya como ex director técnico del Deportivo Morón, explicando los motivos de su decisión, que si bien para muchos podrá resultar incomprensible y hasta apresurada, entendemos que la misma no resulta producto de ninguna "calentura" circunstancial, sino de una resolución meditada en los últimos tiempos, tanto es así que podría haberse dado un par de partidos antes, de no habérsele ganado a Agropecuario, en el Oeste (según nos confiara al término del mismo encuentro, con un gesto adusto, raro en él, y mucho más ante el agónico y necesario triunfo y desahogo), y que, sólo un par de semanas más tarde, se concretaría ante la siguiente derrota, el último viernes por la tarde, en el "Viaducto" de Sarandí, y ante el conjunto de su amigo, Sergio Rondina.


"Sentimos que es el momento de dar el paso al costado (prologó Walter Otta, acompañado de Félix Benito, Luis Martínez; Sergio Robina y Carlos Adducci, así como de Alberto Meyer). La suerte nos está siendo esquiva, de siete partidos hemos ganado uno sólo y queremos dejar la posibilidad a otro cuerpo técnico de revertir esta situación a tiempo".


"Duele irnos del club, le hemos tomado mucho cariño a Morón y a toda su gente, nos vamos tristes pero tranquilos, creyendo que es lo mejor para la institución, y era momento de dar un paso al costado, porque somos responsables del momento actual".


"Nos vamos tranquilos y no porque tengamos otra posibilidad laboral, eso es mentira. No tenemos nada y esperemos poder volver a trabajar lo más pronto posible, porque somos trabajadores y vivimos de esto".


"Si jugamos como con Arsenal y no pudimos ganar, creemos que es una señal que la mano 'viene torcida' y que es momento de admitir que quizá con otro cuerpo técnico, la suerte pueda cambiar y los resultados comenzar a aparecer, porque como todos sabemos, los que mandan en el fútbol son los resultados. Y así como muchas veces hemos ganando sin merecerlo, hoy sentimos que ni jugando el mejor partido, somos capaces de revertir esta situación".


"Creemos que está la posibilidad abierta de volver a este club que tanto nos dio y ojalá en el futuro nos volvamos a ver, porque realmente le hemos tomado mucho cariño a Morón. Hemos estado tres años, es muy desgastante, pasamos mucho tiempo y muchas cosas, pero lo más importante es el bienestar del club y estamos tranquilos de haber tomado la mejor decisión para Morón".


"Es muy difícil irse de Morón y nosotros que ya nos sentimos afuera, se nos hace muy extraño pensar en dirigir a otro club. Estamos muy agradecidos a todos, a la gente, fundamentalmente, que siempre nos hicieron sentir tanto afecto y respaldo, a los jugadores que nos permitieron vivir los momentos más importantes de nuestras carreras, a los utileros, a los médicos, a cada uno de los empleados del club, a los dirigentes que confiaron en nosotros y renovaron ese "crédito", aún en momentos no tan buenos, a Alberto Meyer con quien establecimos un vínculo muy estrecho y hoy sentimos un cariño mutuo y muy importante, a quienes nos trajeron en su momento, esos "locos" que nos fueron a buscar hasta Mar del Plata para convencernos del proyecto de dirigir a Morón, a los medios partidarios que siempre se manejaron con tanto respeto con nosotros, incluso al momento de la crítica lógica... En fin, agradecidos eternamente con todos y cada uno, por tantos e imborrables momentos profesionales y personales".


"Es que vivimos los momentos más lindos de nuestras vidas y nuestras carreras. Morón nos dio mucho y va a quedar marcado en nuestras vidas y en nuestras familias. Nunca pensamos llegar y quedarnos tres tanto tiempo, en una institución por la que pasara tanta gente y tantos cuerpos técnicos con capacidad y trabajo, sin la posibilidad de ganar todo lo que tuvimos la suerte de ganar nosotros y ante eso estaremos eternamente agradecidos y nos sentimos eternamente afortunados".


"Por eso, queremos agradecerle a la gente del Deportivo Morón, por todo lo que nos han hecho vivir en este tiempo. Abrazo a todos y hasta cualquier momento", cerró su exposición Walter Otta, con lágrimas en sus ojos y la voz entrecortada por una emoción ya incontrolable.


Como en esos "idilios", en que ambas partes se toman un "tiempo", para renovar el vínculo, con la tranquilidad que aporta la mayor distancia, seguramente el "romance" que unió y unirá por siempre a Walter Nicolás Otta y sus colaboradores, con el Deportivo Morón y su gente, será sin dudas tan perecedero como cada logro futbolístico obtenido y cada inolvidable momento personal vivido, en casi tres años de "relación", de un "sentimiento" único y jamás visto, desde el eterno Salvador "Gato" Daniele a esta parte.


Por todo ello, y a pesar de la tristeza y el desconcierto del momento (resultará extraño y difícil, para todos, desde el ámbito de acción de cada uno, hablar de un técnico de Morón que no sea Walter Otta, y ver sentado en el banco de los suplentes, a un entrenador del Gallo que no sea el propio Walter Nicolás Otta), será tiempo de "bancar" al próximo cuerpo técnico, máxime si se trata de un exponente genuino de nuestra "cantera" y del "riñón" mismo de nuestro sentimiento, con historia de la grande en el Gallo, para entre todos, ayudar a salir de esta incómoda e insospechada situación en la que se halla el equipo en la tabla, a sabiendas que esta despedida de Otta, no es un adiós definitivo, sino más bien un hasta siempre, como en los "amores" genuinos, sinceros y duraderos.


Hasta la vuelta, Walter Nicolás Otta, te estaremos aguardando con los brazos abiertos. Sin dudas, Deportivo Morón es tu "casa", como vos parte de su "vida", su historia y su sentimiento. Que es, en definitiva, la todos y cada uno de nosotros, sus socios e hinchas.



DESTACADAS

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

SITIO NO OFICIAL DEL CLUB DEPORTIVO MORÓN  © Copyright 2017 /// WWW.ELORGULLOMAYOR.COM 

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono Google+