¡BUEN PUNTO EN "RODEO" AJENO!

15.10.2017

 

 

A falta de seis minutos para el final del encuentro, en el "República de Mataderos", el Deportivo Morón se estaba quedando con las manos vacías, en un partido parejo y entretenido, frente a un Nueva Chicago que había resultado levemente superior en la etapa inicial, donde había generado las pocas opciones claras para desnivelar (dos de ellas, muy netas), como el tiro libre en el travesaño de Christian Gómez y el remate solo frente al arco de Gabriel Avalos que, tras rebotar en Milton Alvarez y luego de una de "pinball" en el área, afortunadamente para el Gallo se iría junto al poste más lejano del "uno" del Gallo.

 

Como contrapartida, un Morón equilibrado en el mediocampo, tal como viene ocurriendo en los últimos partidos, a partir del acertado ingreso de Emiliano Méndez y el buen encuentro de Emmanuel Giménez, a diferencia del triunfo ante Santamarina, jugando de entrada en lugar de Cristian Lillo (tal vez pensando en el cotejo por Copa, del próximo lunes 23 y en el "recambio" que ya advirtiera Walter Otta que pondría en práctica), pero con poco fútbol asociado (sin el "Rengo" Díaz ni Gerardo Martínez en cancha, aunque sí con Nicolás Ramírez), el Deportivo Morón adolecería nuevamente de profundidad ofensiva, más allá de la voluntad y los buenos arrestos individuales de Matías Pardo y Javier Rossi.

 

Sin precisión en los pases, en especial en aquellos de "largo aliento", como los centros en ataque, Morón en el primer tiempo sólo contaría con una aproximación desde lejos, desde el potente botín derecho de Emmanuel Giménez, recién sobre los '28 de la etapa inicial, y más tarde, a los '36 sería Leandro Guzmán quien ensayaría una buena volea desde afuera del área, tras un centro ejecutado por Ramírez desde el sector derecho de la ofensiva visitante.

 

Paradójicamente, luego de ese mejor primer tiempo del local y aquellas dos opciones clarísimas de gol (párrafo aparte para el remate del "Gomito", que a los '26 reventaría el travesaño del arco de Milton Alvarez, quien casi de manera imperceptible llegaría a rozar el balón con las "uñas" para evitar que se le colara por sobre el cuerpo), la apertura del marcador para Nueva Chicago arribaría a los '6 del complemente, merced a una gran jugada individual de Alexis Vázquez que, tras capturar en tres cuartos un rechazo corto de cabeza de Franco Racca, el media punta del "Torito" se desharía de la marca de Méndez y más tarde de la salida de Emiliano Mayola, para solo frente a Milton meterle un puntazo inatajable con destino a la red del arco del Gallito.

 

Más allá de algunos minutos de incertidumbre, donde el equipo de Otta demoraría en asimilar el golpe y Chicago no aprovecharía para sacar una injustificada mayor diferencia, el equipo de Facundo Argüello empezaría a sentirse cómodo con la mínima ventaja parcial y del otro lado, el cuerpo técnico de Morón reaccionaría con la búsqueda del fútbol ausente en la tarde de Mataderos, a partir de los ingresos de Rodrigo Díaz y Gerardo Martínez por Méndez y Guzmán (ambos amonestados) y más tarde con la aparición de Damián Akerman por Ramírez.

 

Y los cambios darían sus frutos a los pocos minutos, puesto que de los encuentros de Gerardo Martínez y del "Rengo" Díaz, el Deportivo Morón comenzaría a controlar el balón y el desarrollo del partido, arrinconando de a poco al local contra su arco, tanto es así que los últimos '20 del encuentro habrían de jugarse exclusivamente en la mitad del campo defendido por Nueva Chicago, y sobrevolaba la sensación en Mataderos que de "afinar" la última puntada ofensiva, el Gallo llegaría al empate ante un local superado en todas sus líneas, futbolística y físicamente, y resignado a sostener la diferencia bien pegado a su propia área.

 

Y de esos encuentros entre "virtuosos", en especial a partir de los pies de Rodrigo Díaz, otra vez determinante por su fútbol, su talento y su liderazgo para mostrar a sus compañeros los mejores caminos ofensivos, el "Rengo" combinaría con Gerardo en tres cuartos, para que el "diez" por definición genética, más allá del número que ocasionalmente lleve en el dorsal, asista de manera brillante a Javier Rossi, dentro del área, para que el goleador del Gallo (autor de los tres tantos convertidos por Morón en el presente torneo de la "B" Nacional), la tocara con calidad por sobre el cuerpo y la salida desesperada de Alan Minaglia, para colocar el uno a uno a falta de seis minutos para el cierre de encuentro, en un resultado que se ajustaba muchísimo más a lo sucedido en el campo de juego, a lo largo de los '90.

 

Con el pitazo final de Ramiro López, y el punto importante que cosecharía el Gallo en el clásico, premio a los merecimientos futbolísticos y a la entrega y vocación ofensiva a partir de la desventaja, quedaría la sensación de un Morón superior en el complemento a su adversario y que, de haber podido acceder al empate bastante antes de los '39 del segundo tiempo, quizá los tres puntos hubiesen viajado para el Oeste, con más tiempo de búsqueda.

 

Con un punto "clásico" que suma para el promedio y alimenta el ánimo de conjunto, en el contexto de un partido que se había presentado adverso en su desarrollo, desde los '6 del segundo tiempo en adelante, ahora el equipo de Walter Otta deberá focalizarse en su histórico desafío "copero" de cuartos de final, el venidero lunes 23 del corriente, desde las 21.10, en el "Ciudad de Lanús, Néstor Díaz Pérez", ante Olimpo de Bahía Blanca, para completar otro "periplo" de partido tras partido, cuando luego de las elecciones generales reciba a San Martín de Tucumán, en el Nuevo Francisco Urbano, por la sexta fecha del Torneo de la "B" Nacional, para procurar potenciar con un triunfo el importante empate de la tarde de Mataderos.

Facebook
Twitter
Please reload

DESTACADAS

Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

SITIO NO OFICIAL DEL CLUB DEPORTIVO MORÓN  © Copyright 2017 /// WWW.ELORGULLOMAYOR.COM 

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono Google+