¡UN TRIUNFO ESPERADO 17 AÑOS!



Luego del resonante triunfo por penales, ante Unión de Santa Fe en el "Monumental Juan Domingo Perón" de Alta Córdoba, y la consecuente clasificación a cuartos de final de la "Copa Total Argentina", el Deportivo Morón con su alegría y cansancio a cuestas, tras una "gira" por el interior del país, que comenzara el último sábado en San Luis, regresaba al Nuevo Francisco Urbano con la necesidad imperiosa de sumar de a tres, por primera vez en el Torneo de la "B" Nacional, para lo cual debía recibir y vencer a Ramón Santamarina de Tandil, otro de andar irregular y sin triunfos en el certamen.


Con la vuelta de Rodrigo Díaz al primer equipo, presente en el nuevo hito "copero", pero ausente por obligación en tierras puntanas, debido a su expulsión ante Deportivo Riestra, también en el Oeste, el equipo de Walter Nicolás Otta (ya "santificado" por el público del Gallo y con "estampita" propia), saldría en la tarde-noche del Urbano, con la saludable intención conocida de presionar en la salida y convertirse en protagonista, aunque la falta de precisión en los pases y de profundidad en los últimos metros, le impediría redondear una buena primera etapa, mediatizada por la lucha en mitad del campo, a falta de ideas en ambos contendientes, pese a lo cual contaría con un par de chances manifiestas de gol, como aquél cabezazo de los '15, de Franco Racca (autor del último y inolvidable penal en cancha de Instituto), que Martín Michel rechazaría al córner sobre la línea, o el tiro libre exquisito de Gerardo Martínez, sobre los '36 de la primera etapa, que de tan cerca debió sacarle astillas al palo derecho de un indefenso Joaquín Papaleo (que pareció darse vuelta sólo para "aplaudir" lo que mereció ser un golazo).


Del lado del visitante, más allá de algún buen encuentro de sus volantes, en alguna que otra jugada aislada, sólo contaría con la peligrosidad latente de Martín Michel, siempre bien controlado por Racca y el capitán, Emiliano Mayola, salvo en la única de la etapa, donde a punto estuviese de conectar un centro desde la izquierda de Sebastián Balmaceda, fuera de la cual Milton Alvarez pasaría una noche por demás tranquila.


En el complemento y con la necesidad en aumento de un triunfo que no podía diferirse una semana más, el Gallo asumiría un rol más protagónico desde el comienzo, con un Gerardo Martínez adelantado y recostado sobre la derecha y mucho más activo, para acompañar a Maximiliano Brito y Matías Pardo en los intentos ofensivos. Sobre los '14, Javier Rossi ingresaría en lugar de Brito y cinco minutos más tarde, Nicolás Ramírez haría lo propio con el mejor de la primera etapa, un extenuado y muy aplaudido "Rengo" Díaz, en procura de acceder a esa profundidad de la que había carecido hasta ese momento del partido.


Precisamente de la combinación de los ingresados, a los '24 del complemento, Nicolás Ramírez ensayaría un tiro de esquina desde la izquierda, que al llegar al área y en un gran gesto técnico, el "Bicho" Rossi habría de "salir" del área chica, para desembarazarse de su marca y acertar un anticipo ofensivo que, cabezazo mediante, derrotara la reacción de Papaleo y le diera la ventaja y el desahogo esperado a todo el Nuevo Francisco Urbano.


Ordenado en defensa, con otro gran partido de Nicolás Martínez y el buen ingreso desde el comienzo de Cristian Broggi, sumado a un mediocampo más equilibrado que frente a Riestra, con un buen partido de Cristian Lillo y la consolidación de Emiliano Méndez, de correcto andar en Córdoba y otro de los puntos altos con Santamarina, el Gallo no pasaría sobresaltos en los '20 restantes, más allá de un par de sustos innecesarios casi en tiempo cumplido, primero a través de Braian Pérez, que sorprendería a la defensa ingresando sólo por el flanco izquierdo, aunque su definición se iría por encima del travesaño ante la salida desesperada de Milton, y ya en el adicionado por Nazareno Arasa, una media vuelta y posterior remate de Michel que, de haber pasado centímetros más cerca del poste zurdo de Alvarez, el arquero del Gallito poco y nada habría podido hacer, ante una resolución tan sorpresiva como virtuosa del delantero icónico de los de Tandil.


Con el pitazo final del referido Arasa, de mal arbitraje, puesto que dejaría pegar en demasía y demoraría demasiado en mostrar amarillas y hasta alguna roja en la visita, el desahogo definitivo se apoderaría de un Nuevo Francisco Urbano que no para de festejar e ilusionarse, mientras además de soñar con los cuartos de final de "Copa Argentina" frente a Olimpo, ya respira más aliviado con el primer triunfo consolidado en la "B" Nacional y aguarda con ansias el compromiso del próximo domingo 15 del corriente, desde las 14.35 hs., cuando el Deportivo Morón de las hazañas deba reencontrarse con Nueva Chicago, en el "República de Mataderos", por la quinta jornada del Torneo de la Primera "B" Nacional 2017.


Y si algo les falta a este plantel y cuerpo técnico capaces de todo en cualquier escenario, es traerse un triunfo ansiado ante el rival clásico de toda la vida, "atendiéndolo" a domicilio.


Para un Oeste embriagado de fiesta en fiesta, que el próximo festejo se mude a Mataderos.


"San Walter Otta" mediante.






DESTACADAS

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

SITIO NO OFICIAL DEL CLUB DEPORTIVO MORÓN  © Copyright 2017 /// WWW.ELORGULLOMAYOR.COM 

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono Google+